RECORDANDO A ROBIN WILLIAMS

robin_williams_good_morningYa hace días que quería escribir sobre el actor Robin Williams y hoy por fin me he puesto.  Muchos lo recuerdan por “El club de los poetas muertos”, por “Sra. Doubtfire” o “El indomable Will Hunting”.  Yo siempre lo recordaré como el locutor de radio Adrian Cronauer de “Good morning Vietnam”.

En 1987, cuando se estrenó la película de Barry Levinson, yo tenía 16 años.  A esa edad empecé a hacer radio como colaborador en una emisora local, Radio Ponent de Mollerussa.  Tenía mi propio programa de radio y aún recuerdo como hacía autostop (pues no tenía carnet de conducir) con una pila de discos de vinilo bajo el brazo.  Como podéis imaginar, “Good morning Vietnam” me supuso una inyección de inspiración y motivación.  Al igual que Robin Williams, yo quería tener la vitalidad de ese locutor de radio que, en medio de una guerra como la de Vietnam, combatía con el arma contraria, el humor.

Creo que vi la película como 10 veces al año siguiente, cuando apareció en VHS.  Me aprendí los diálogos, disfruté con la cantidad de voces que hacía (y eso que la veía en versión doblada, con el gran Jordi Brau) y colgué el póster de la película en la pared de mi habitación.good-morning-vietnam-still

Creo que el de Adrian Cronauer ha sido uno de sus mejores papeles.  Sé que a lo largo de su carrera Robin Williams ha interpretado magníficos personajes, tanto en comedia como drama, pero me da la sensación de que con el locutor de radio Robin tuvo que disfrutar muchísimo.  En el film puedes ver como el actor se suelta y explota en todas direcciones desplegando todo su arte para reproducir comedia.

Recuerdo especialmente una mañana de sábado otoñal, en el programa de radio, compartiendo micrófono con un compañero con el que hice durante un tiempo un magazine.  Pusimos en marcha un concurso con música a más revoluciones para que la gente adivinara el tema o cantante.  Pasados unos minutos, y al no recibir ninguna llamada, le comento a mi compañero “dí que tenemos una llamada”, y me pasé al locutorio de al lado.  Sin entender nada, hizo lo que le dije y me abrió el micro.  En ese momento, empecé a recordar todos los fragmentos de la película “Good Morning Vietnam” donde Robin Williams imitaba distintas voces.  Por supuesto, yo las adapté para que tuvieran coherencia con nuestro entorno.  Se puede decir que tuve un episodio de posesión del espíritu de Adrian Cronauer durante media hora, imitando distintos personajes e improvisando diálogos sin parar.  Supongo que la gente disfrutó (yo al menos lo hice) porque tuvimos una llamada que recuerdo con cariño: el cuerpo de bomberos de Mollerussa.  Quisieron felicitarnos porque, según explicaron, estaban de guardia y aburridos, y que con nuestra emisión les alegramos enormemente la mañana.  Me sentí en aquel instante como el Adrian Cronauer local.  Es una de aquellas anécdotas que siempre recuerda uno y que permanecen en la mente indestructiblemente.robin-williams-good-morning-vietnam.imgcache.rev1407853199478.web.null.null

Con la noticia de la muerte de Robin Williams, como podéis imaginar, volví a recordar este momento feliz de mi vida.  Por tanto, quiero dar gracias al gran actor y cómico por regalar momentos de felicidad a tanta gente a través de sus muchas películas.  Estés donde estés Robin, siempre te tendremos en nuestro corazón.

“¡Gooooooooooooooooooood morning Vietnaaaaaaaam!”

Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: