BIRDMAN, CINE CON MAYÚSCULAS

_MG_0817.CR2Hacía mucho tiempo que no disfrutaba, con todos los sentidos a flor de piel, de una película como Birdman.  Creo que Alejandro G. Iñárritu ha convertido esta película en obra maestra desde el día que se sentó para escribir la primer página del guión.

Birdman es un ejercicio cinematográfico cuidado y mimado al detalle.  Es una alegoría del mundo del actor de Hollywood que, aunque parezca llevada a un extremo, sospecho que se acerca bastante a la realidad en cuanto a lo profundo del tema: Actor icono del cine comercial, después de unos años de bajón en su carrera, decide estrenar en Broadway un drama teatral serio y contundente.

Por un lado está el guión, cimientos sólidos como una roca para construir esta historia intimista, salpicada de humor irónico, que invita al espectador a ser testimonio directo de la vida en los teatros de Nueva York. Ciudad que aunque a penas se ve, se respira.  La película se desarrolla en los intestinos de un teatro donde sus actores y sus paranoias circulan por el angustioso escenario intentando convertirse en lo que no son sin saber aún qué son y qué quieren en la vida real.  Realidad y fantasía, por tanto, conviven en un backstage lleno de inquietudes, temores y dudas existenciales.

birdman2Por otro lado, los actores.  Y no tan sólo me refiero al trabajo de Michael Keaton, que es capaz de reírse de sí mismo, de desnudar su alma y su cuerpo, y dar vida a un personaje lleno de confusiones personales y profesionales, si no a todos los demás.  Desde Edward Norton hasta Naomi Watts, pasando por la joven pero talentosa Emma Stone y hasta el propio Zach Galifianakis que sorprende verlo después de tantas comedias.  Todos y cada uno de ellos tiene su momento estelar, donde la cámara se acerca hasta un primerísimo primer plano para ver como incluso los poros de la piel viven intensamente su papel correspondiente.

Hasta la banda sonora es una apuesta arriesgada de Iñárritu, de la mano de Antonio Sánchez, que intenta huir de los tópicos musicales dotando de ritmo la agitada vida de los personajes con un magnífica percusión de jazz.  Un acierto que logra que se integre a la película como si fuera una herramienta interpretativa más de los actores.

_AF_6405.CR2Y por último, ¿qué decir de sus planos secuencias de culto?  Toda la película es un supuesto plano secuencia (con sus cortes y transiciones, por supuesto) totalmente justificado por el escenario en que nos encontramos.  ¿Qué mejor que reflejar la vida en un teatro que con los menos cortes posibles?  Con una cámara que, sin dejar de filmar, va pululando entre los actores que han tenido el placer de poder dar vida a sus personajes casi como en el teatro y con una realidad aplastante.

Birdman ya ha entrado directamente en la historia de los grandes del cine.  Al margen de globos, oscars y cualquier reconocimiento hipócrita, Birdman es cine auténtico, con sentimiento, con solidez, con conocimiento del medio y con un gran talento.  Y por su parte, Alejandro G. Iñárritu para mí, ha dejado su huella en mi Hollywood Boulevard particular como un virtuoso genio del séptimo arte.52nd New York Film Festival - Closing Night Gala Presentation Of "Birdman Or The Unexpected Virtue Of Ignorance"Al igual que les comenté a unos amigos que me encontré en el cine al finalizar la película, sólo lamento una cosa: No haberla disfrutado en versión original.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: