“HABLAR” DE JOAQUIN ORISTRELL: TEATRO FILMADO

hablarAcabo de salir del cine. Sí, me encanta ir por las mañanas. En mi ciudad tengo la suerte de contar con un cine con 3 salas pequeñitas donde proyectan cine independiente y en versión original cada día y a partir de las 11 de la mañana. Hoy he visto la película española: Hablar.

Como tengo la suerte de poder organizar mi propio horario, prefiero ir por la mañana, o incluso al mediodía, porque es cuando se está más tranquilo. Y por qué no, lo confieso, es cuando es más barato.

Hoy me ha sacudido una película del virtuoso Joaquín Oristrell. Para quien lo le suene, ha dirigido films como Dieta mediterránea, Va a ser que nadie es perfecto, Inconscientes, Sin vergüenza, Novios, ¿De qué se ríen las mujeres?, a parte de guionista de muchísimos proyectos tanto para el cine como para la televisión.

Con Hablar, Joaquín ha querido dar un paso más allá. Por un lado, aproximando el cine al teatro, o lo que sería teatro filmado, ya que el trabajo de sus actores y actrices se acerca más a una interpretación más propia del teatro que del cine y, además, el plano final hace un guiño al espectador en esta directriz. Y por otro, asombrándonos con ese majestuoso plano-secuéncia, sí, sí, plano secuencia real, que hace que actores y técnicos tengan que trabajar en una perfecta sincronización para que el público disfrute de la obra como si estuviese inmerso en la noche madrileña del barrio de Lavapiés.hablar-rodaje-d1Las diferentes situaciones y personajes se mezclan con absoluta naturalidad para ir viendo un pedacito de cada una de ellas mientras vamos esperando, no uno, si no el final de más de veinte historias. La cámara va siguiendo las escenas a medida que éstas se van cruzando por delante de ella. Se dice que tan sólo ha necesitado 4 tomas para conseguir tener la película filmada. Eso sí, supongo que con muchísimos ensayos. Debo recordar, para quien no conoce la definición de plano-secuéncia, que este se consigue sin parar de filmar, por tanto, si uno de los actores o técnicos se equivoca, aunque sea del final, se tiene que volver a empezar desde el principio. Aquí no hay cortes. La película se sucede en una hora y media real.

Se habla de relaciones amorosas, de deseos, de amistad, pero también de crisis, de falta de trabajo, de hambre, de corrupción y de la situación de un país realmente jodido como es ahora mismo España.

Interesante y recomendado film en tiempo real, o teatro filmado, que animo a ver a cualquier tipo de público, sobre todo si te gusta el cine. Un consejo: quédate en los títulos de crédito finales.

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: